DELIRIOS. “El Post” propone usar contra China el manual que se utilizó para invadir Irak

Como está claro que China emergerá vencedora del enorme cataclismo que está produciendo el Covid-19, una parte del establishment republicano y el Washington Post propician el regreso de quienes inventaron el timo de las supuestas “armas de destrucción masiva” que habría tenido Irak. Como si China fuera un bocado tan fácil de tragar como el Irak antes usado como ariete para frenar a la revolución chiíta-iraní. Es como le dice Obelix a Asterix…

The Washington Post respalda al complejo industrial militar apoyando inclusive  la confrontación militar con China

 

The Washington Post respalda la ampliación del poder militar estadounidense y una confrontación política, o  militar, con China. Desde sus páginas argumentan que Estados Unidos necesita aumentar el gasto en defensa para “proteger al país de una gama completa de desastres globales”. Uno de los columistas de opinión del Washington Post, que bate los tambores de guerra contra China, es nada menos que Michael Gerson, quien fue el encargado de redactar los  discursos del presidente George W. Bush y autor del argumento del “eje del mal”  que preparó el camino para la invasión de Irak. Gerson habla con regularidad de una “China cada vez más beligerante”  y propone  reclutar los asesores de defensa y política exterior de la administración Bush, que aunque no los nombre, todos saben que fueron Dick Cheney, Donald Rumsfeld y Condoleezza  Rice. Pero Gerson no es el único, el Washington Post está dando  voz a los peores ideólogos del período más largo de guerras globales continuas lanzadas por  EEUU. Si bien es cierto, que esta vez el complejo militar estadounidense ha elegido un enemigo que está por encima de sus posibilidades, no es menos cierto que EEUU es muy poco realista acerca de su poder efectivo  y subestima las capacidades de los que considera enemigos, lo que podría inducirlos a iniciar una aventura descabellada basándose en su distorsionado sentido de superioridad. Todo indica que están repitiendo los pasos  del caso de Irak. Por lo pronto la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) que depende del Departamento de Defensa y realiza espionaje en el extranjero,  cambió recientemente sus informes anteriores y los sustituyó por la opinión de que el laboratorio de investigación de Wuhan, en China, fue el origen del patógeno que ha causado la pandemia mundial. Es decir, ya tienen su equivalente a las armas de destrucción masiva que atribuían a Irak. La campaña de preparación de la opinión pública para la invasión de Irak les llevó su tiempo: entre 2001 y 2003, el entonces presidente de los EEUU, George W. Bush, dijo en 935 ocasiones que Irak poseía armas de destrucción masiva y era un peligro para el mundo. Empiecen a contar cuántas veces Trump y sus séquito de fieles, ya han dicho que el nuevo coronavirus es una creación de China y que ese país es “responsable” de la pandemia. MM.

NOTA COMPLETA EN REVUELTA GLOBAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: