VÍCTIMAS DE LA GUERRA FRÍA: La ejecución de los Rosenberg en EE.UU. acusados de “espías atómicos”

El 19 de junio de 1953, Julius y Ethel Rosenberg, una pareja de estadounidenses  con dos hijos pequeños, fueron conducidos desde sus celdas en el corredor de la muerte hasta la silla eléctrica. Ambos habían sido condenados por “espías atómicos” –como los bautizaron los medios estadounidenses–  acusados de pasar secretos nucleares a la URSS, lo que según el FBI habría permitido a los soviéticos tener la bomba nuclear. El director del FBI de aquel momento, J. Edgar Hoover, los acusó de cometer “el delito del siglo”. Durante todo el proceso fueron presionados para que “confesaran”, lo que nunca ocurrió. Años después, Pável Sudoplátov (1907-1996) alto oficial del NKVD de la URSS y encargado de un gran número de operaciones en el extranjero durante décadas, confirmó en sus memorias, Operaciones especiales, que los Rosenberg jamás pertenecieron a las redes de espionaje soviético. En 2016, los hijos de los Rosenberg, Michael y Robert, solicitaron al entonces presidente Obama que absolviera póstumamente a su madre Ethel Rosenberg que según información conocida posteriormente, fue utilizada para armar el caso contra su esposo. No ha habido ninguna respuesta. Los Rosenberg aun siguen siendo un activo en el imaginario anticomunista patriótico de la sociedad estadounidense y no van a renunciar a él fácilmente, menos aún en plena reedición de la guerra fría.

NOTA EN REVUELTA GLOBAL

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: