VENEZUELA – MEDIACIÓN PAPAL. Francisco interviene en un enfrentamiento que parece irresoluble

Justamente había leído la nota de Loris Zanatta, un buen artículo en el cual, sin embargo, el autor (historiador y peronólogo italiano e insigne gorilón al mismo tiempo) se refocila por lo que considera fracasos de la política franciscana para Latinoamérica (como, sin ir más lejos, la inesperada llegada al gobierno de Mauricio Macri, y cavilaba acerca de si subirlo o no subirlo cuando me llegó este post del compañero Abel B. Fernández que resolvió el dilema. Ayer un viejo amigo periodista, desesperanzado (mitad trosco, mitad conservador) me decía que la única salida posible es que el poder repose en las fuerzas armadas y que estas organicen unas elecciones libres y limpias con una serie de garantías para quienes las pierdan y que casi con total seguridad las perderá el chavismo que, sin embargo, seguirá siendo la principal oposición en torno a Diosdado Cabello. Que todas las demás opciones desembocan en enfrentamientos muy cruentos, y que incluso la descripta termine así porque el camino es muy estrecho. Yo no tengo una posición tan drástica en defensa del gobierno de Nicolás Maduro a libro cerrado como la tiene, por ejemplo, Carlos Aznárez (Resumen Latinoamericano) quizá porque desde que me quitaron Telesur no veo el Dossier del uruguayo Walter Martínez y estoy desactualizado. Por ejemplo, no dudo de que la oposición escuálida ha debido truchar decenas de miles de firmas, pero aún así, no entiendo la suspensión de la recolección de firmas y la postergación sine die del referendum revocatorio. JS

Abel B. publicó:”

cinco segundos antes de la muerte!” El voluntarismo desesperado del verso de Almafuerte es lo único que se me ocurre para introducir este posteo.

Tomo de Ámbito (la versión más precisa que encontré, incluyendo diarios venezolanos):

“Luego del encuentr”

Venezuela: ¡Todos los incurables tienen cura…

by Abel B.

maduro-y-el-papa


cinco segundos antes de la muerte!” El voluntarismo desesperado del verso de Almafuerte es lo único que se me ocurre para introducir este posteo. Tomo de Ámbito (la versión más precisa que encontré, incluyendo diarios venezolanos):

Luego del encuentro, que no estaba en agenda, entre el papa Francisco y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se inició un proceso de dialogo en el país caribeño mediado por un enviado del Vaticano. Según se informó oficialmente, en la reunión en Santa Marta, ambos hablaron “de la preocupante situación de crisis política, social y económica que el país está atravesando”.

La reunión se produjo momentos antes de que el enviado del papa a Venezuela para promover el diálogo, monseñor Emil Paul Tscherrig, anunciara el inicio del diálogo entre el Gobierno de Maduro y la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el próximo 30 de octubre en Isla de Margarita.

“El papa (…) ha deseado continuar ofreciendo su contribución a favor de la institucionalidad del país y ayudar a resolver las cuestiones pendientes y a crear mayor confianza entre las partes”, explicó la Santa Sede sobre este encuentro en un comunicado.

Añade que Francisco “ha invitado a emprender con valentía el camino del diálogo sincero y constructivo, para aliviar el sufrimiento de la gente, en primer lugar de los pobres, y promover un clima de renovada cohesión social, que permita mirar con esperanza al futuro de la nación”.

El anuncio de esas conversaciones se produce después de que el poder electoral del país caribeño haya decidido posponer el proceso auspiciado por la opositora MUD para convocar un referendo revocatorio contra el mandato de Maduro.

El domingo, varios representantes del antichavismo se reunieron en Venezuela con un enviado del papa para tratar la instauración de un eventual diálogo político en el país caribeño, confirmó este lunes el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), el opositor Henry Ramos Allup.

En dicha reunión también estuvo presente el nuncio de la Iglesia Católica en Venezuela, Aldo Giordano, que ya en abril reconoció que el Vaticano, que desempeñó un papel fundamental en el deshielo de las relaciones entre los Gobiernos de Estados Unidos y Cuba, quería contribuir a alcanzar la paz en Venezuela“.

En cuanto a la situación en Venezuela -un país, una parte de nuestro continente común, que ha dado muchos motivos para que los argentinos lo queramos- tengo que estar de acuerdo con el análisis que hizo ayer mi amigo Fernández Baraibar: Hoy es una nación amargamente dividida en dos partes, casi dos sociedades distintas, que se odian entre sí. El factor que decidirá el destino inmediato será la unidad o la división de las F.A.B., las Fuerzas Armadas Bolivarianas. Salvo un milagro vaticano, y los milagros políticos son muy raros.

Ya a esta altura las versiones son contradictorias: El Sol de Margarita anuncia el comienzo del diálogo, acompañando una foto con el enviado del Papa y miembros de la oposición. En Perú dicen que Capriles negó la existencia de un diálogo.

Lo que me siento obligado a rendir homenaje es a la valentía del Papa Francisco: No solamente pone en juego los recursos diplomáticos de la Iglesia Católica para lograr un mínimo acuerdo. “Pone la cara” personalmente a una gestión que tiene demasiadas probabilidades de fracasar. Que aún si tiene éxito, no le ganará gratitud -salvo de algunas madres- porque para ambos lados cualquier cosa que no sea su triunfo y la destrucción del adversario les sabrá a derrota (Es el problema que tienen los “moderados”, como los llama un colega bloguero).

Su valentía y su consistencia, porque al recibir a Maduro -seguramente el menos apreciado en el exterior de los gobernantes suramericanos en problemas- está dando material a los que dicen que América Latina no camina en la dirección que el Papa quiere, como anuncia, con lo que parece inocultada satisfacción, Loris Zanatta, en Clarín.

Es un artículo interesante -tal vez lo reproduzca en el blog- y registra un hecho: a los gobiernos “nacional populares” (un abanico diverso, es cierto) les está yendo mal en América Latina. Pero quizás el profesor Zanatta deba tomar en cuenta que los tiempos con que se maneja la iglesia católica -en un plano más terrenal, el Papa y el Colegio de Cardenales- son más largos que los períodos electorales.

Ver todos los comentarios
https://abelfer.wordpress.com/2016/10/25/venezuela-todos-los-incurables-tienen-cura/

A %d blogueros les gusta esto: