BALDAZO DE AGUA FRÍA: Economistas compañeros advierten que no es imposible que los amarillos logren resucitar la convertibilidad

La trilogía de la resurrección

 

confeBlanqueo de capitales, venta de acciones de la ANSES y aumento de jubilaciones. Con esas tres medidas el gobierno acuna la ilusión de zafar de la estanflación.

El ajuste producido por la alianza Cambiemos derivó en un proceso recesivo amplio tal como lo muestran los principales agregados macroeconómicos. El consumo sufre una caída que, en la primera mitad del año, puede llegar a superar el 7%. El sector externo es levemente contractivo y la inversión se derrumba con una baja sumamente pronunciada. El resultado esperado para el primer semestre es una caída del PBI cercana al 7% y un desempleo abierto cercano a los dos dígitos.
La esperanza de que el año no derrape en una fuerte estanflación está depositada en el segundo semestre, ilusión que sólo podrá convertirse en realidad si el gobierno cambia su política económica. Macri debería pasar de un ajuste neoliberal clásico como el realizado hasta el momento a un reciclaje elitista con ciertas connotaciones keynesianas. Se trataría de un esquema basado en la “trilogía de la resurrección”: a) blanqueo de capitales, b) venta de acciones de la ANSES y c) aumento de jubilaciones.
El blanqueo de capitales no tiene un único fin. El gancho más fuerte es la devolución de las acciones que hoy maneja el Estado a cambio de que regresen los capitales fugados. En el ministerio de economía algunos estiman que pueden llegar 20 mil millones de dólares en el segundo semestre.Este flujo se transformaría en unos 300 mil millones de pesos que luego de pasar por la Anses irían a los bolsillos de los jubilados y, en consecuencia rápidamente al consumo.
El ingreso de divisas implicaría el aumento de la base monetaria y por lo tanto de la oferta total con una reducción de los tipos de interés que se intentarían situar en torno al 20%. En ese esquema el tipo de cambio quedaría anclado en torno a 14-15 pesos por dólar sustentado en el blanqueo y el endeudamiento externo. En este contexto la bolsa de valores experimentaría un fuerte incremento impulsando la inversión especulativa. Por su parte los salarios reales recuperarían algo de poder adquisitivo respecto del primer semestre por efecto de la vigencia plena de los convenios colectivos.
En suma, asumiendo que: a) la cifra de blanqueo no sea menor a los 20 mil millones de dólares en el periodo, b) que se derive en su integridad a mejoras en los ingresos de las jubilaciones mas bajas y, c) que el BCRA acompañe la estrategia disminuyendo tasas de interés, es muy probable que se logre detener la tendencia recesiva.
Este tipo de esquema no es nuevo. Ya lo ensayó Roque Fernández en 1996 con la variante de utilizar bonos de deuda externa en lugar de blanqueo. Tuvo éxito hasta 1998 cuando la economía entro nuevamente en un proceso recesivo que no finalizaría hasta la implosión de la convertibilidad en 2001.
La trilogía de la resurrección podría tener éxito en términos de recuperar la demanda agregada pero insertaría a la economía argentina en un proceso de retraso cambiario, déficit comercial y endeudamiento externo. Una especie de convertibilidad reciclada que necesitará privatizar todo lo que sea privatizable.
Trilogía: Conjunto de tres obras trágicas de un mismo autor, presentadas a concurso en los festivales teatrales de la Grecia clásica.

*Directores de los Departamentos de Econometría y de Economía del Centro de Estudios Socioeconómicos y Sindicales (CESS)

Comentarios (4)

  1. rolando

    se me habia pasado y no se si lo viste pero salio en perfil y me parece muy bueno para incorporar. un abrazo rolo

    creo que se vincula a lo que esta pasando justo en este momento aunque le pone en un espacio relattivamenet corto un marco mas general.

    http://www.perfil.com/contenidos/2016/05/28/noticia_0985.html

    Responder
    1. Juan José Salinas (Publicaciones Autor)

      Muchas gracias. Como verá, ya lo he subido.

      Responder
  2. Diego

    Mi pronóstico es que estos muchachos preferirían la dolarización antes que la convertibilidad. Ya hay experiencia de que de la convertibilidad se puede salir. No es tan fácil con la dolarización y con ello quedarían todos los gobiernos atados de pies y manos.

    Responder
  3. Osvaldo Zubieta

    Así se hará si lo dispone EE.UU

    Responder

Responder a Diego Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: