BURSTEIN-ESCUCHAS: Por qué no apelé el sobreseimiento de Macri

Tal como lo recibí de Sergio Burstein.

escuchas

En respuesta a la cantidad de consultas que me acercaron amigos y periodistas respecto del sobreseimiento del hoy presidente en la causa de “escuchas ilegales”, comparto la decisión que he tomado (junto con mi familia) de no apelar lo decidido por el Juez Casanello.

Esta decisión es el producto de la falta de respaldo de la Justicia y la sensación de no percibir imparcialidad a la hora de evaluar los hechos de la causa.

Es llamativo que los mismos jueces que durante casi seis años entendieron que todos los procesados debían ir a juicio oral con las pruebas colectadas, cuestionen en la actualidad sus propias evaluaciones pasadas, respecto de solo uno de los imputados justamente cuando asume como presidente de la Nación.

La actual situación es comparable a la lamentable experiencia de casi 22 años de privación de justicia en la Causa AMIA, en la que sólo accedimos a juzgar a quienes eran los encargados de garantizar el conocimiento de la verdad.

Es un “secreto a voces” que la Cámara Federal Número 1 fallará a favor del sobreseimiento dictaminado por el juez Casanello, basado en testimonios falaces como los del ex ministro de Seguridad y Justicia Montenegro, hecho que se equipara a los escandalosos dictámenes producidos en su momento por el ex juez Galeano, ahora imputado de encubrimiento.

Aparece como indudable que el fallo del Juez Casanello se constituye en una decisión de índole política, disfrazada de jurídica, para allanarle el camino presidencial al actual primer mandatario, habiendo sido el mismo juez (cuando ejercía la secretaria de la Cámara Federal Nº 1) quien convalidó el procesamiento del ex Jefe de Gobierno.

Mas grave aun es la repudiable actuación del fiscal Di Lello que durante seis años convalidó todo lo hecho por el juez instructor y pidió la elevación a juicio de Mauricio Macri por entender que había mérito suficiente para que ello ocurriese. Contra toda lógica jurídica, incluso contra sus propios escritos previos donde convalidó todos los indicios y pruebas colectadas, Di Lello solicitó el sobreseimiento de Maurizio Macri, apelando a la “responsabilidad institucional”, demostrando –de esa manera– una indudable sumisión ante los poderes fácticos.

Estas razones son las que me llevan a tomar la determinación de no apelar el fallo del juez, a sabiendas de que no está todo perdido, debido a la posibilidad que se nos presentará cuando se inicie el juicio oral por esta causa de “escuchas ilegales”, en donde intentaremos probar que el hoy presidente no ignoraba las tareas de espionaje llevadas a cabo por Palacios conjuntamente con los otros 10 acusados de asociación ilícita para espiar mediante intervenciones ilegales en los teléfonos de los vecinos.

A pesar de contar con la sensación de que en nuestro país existen claras evidencias de negación de Justicia, reivindicó la frase con la que nos alentamos los integrantes de la Asociacion 18J: “YA NO NOS QUEDAN FUERZAS… PARA ABANDONAR LA LUCHA POR LA MEMORIA; LA VERDAD Y LA JUSTICIA”.

PD – – En mi comentario anterior olvidé mencionar el agradecimiento a mi amigo Eduardo Valdés, quien en los últimos momentos me ayudó muchísimo en analizar los pasos a seguir respecto de no presentar la apelación.

Comentario (1)

  1. demofactomacri

    Indignante!

    Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: