HAMAS: Un Frankenstein creado por Israel que se le fue de las manos.

Compartí

Una fuente israelí reveló a Seymour Hersh la implicación de Netanhayu en el apoyo a la organización radical islamista.

Recomiendo enfáticamente esta nota, que en su versión extensa, publicada en «Revuelta Global», es pletórica de fuentes coincidentes. Las cosas suelen no ser como parecen en una primera mirada.

Netanyahu creía que podía controlar a Hamas con el dinero de Qatar y  permitiéndoles lanzar algunos cohetes al sur de Israel

El primer ministro Netanyahu tiene la culpa del ataque de Hamas a Israel el 7 de octubre, por creer que él podía mantener a Hamas controlado con el dinero de Qatar, permitiéndoles lanzar algunos misiles y concediendo permisos de trabajo en Israel, escribió  en la plataforma Substack, Seymour Hersh, el veterano periodista de investigación estadounidense galardonado con el premio Pulitzer.

Hersh habló con «un veterano del aparato de seguridad nacional de Israel con conocimiento interno de los acontecimientos recientes», quien le dijo que lo ocurrido «es el fruto de la doctrina, según la cual se puede crear un monstruo Frankenstein, y creer que él te obedecerá».

La fuente dijo a Seymour Hersh que cuando Netanyahu volvió a ser Primer Ministro en 2009, «decidió apoyar a Hamas como una alternativa a la Autoridad Nacional Palestina, les dio dinero y los puso en la Franja de Gaza».

Hamas ha recibido tanto dinero que, siendo relativamente pequeña, es una de las organizaciones radicales más ricas del mundo, con inversiones empresariales en Turquía, Arabia Saudí, Sudán y Argelia.

Pero no fue Netanyahu quien alentó el surgimiento de la organización en sus inicios. La idea viene de lejos. Hamas surgió en 1987 después de la primera intifada palestina e Israel inmediatamente la vio como una oportunidad de socavar a la Organización de Liberación  Palestina (OLP) de Yasir Arafat, quien en ese momento tenía una gran influencia y popularidad. El propio Arafat dijo entonces que  Hamas era  «una criatura de Israel».

El papel del Estado de Israel alentando el surgimiento de Hamas fue reconocido y lamentado profundamente  por diversas personalidades como el asesinado ex primer ministro israelí, Yitzhak Rabin; el coronel David Hackam, y el rabino Avner Cohen.

El general de brigada Yitzhak Segev, quien era gobernador militar israelí en Gaza a principios de la década de 1980, declaró abiertamente que ayudó a financiar el movimiento islámico palestino como un «contrapeso» a los secularistas y la izquierda de la Organización de la Liberación Palestina y el partido Al-Fatha. Al parecer, el peligro  principal que veían Israel, EEUU y las petromonarquías del Golfo, no era que existiera un Estado Palestino, sino que fuera laico y de izquierda. Al final -como dijo Wieland Hoban, el director en Alemania de la Asociación «Voz judía para la paz justa en Medio Oriente»- todos estamos amenazados por el mismo enemigo: la derecha y el fascismo.

NOTA EN REVUELTA GLOBAL

 

 


Compartí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *